Tilcara, el pucará, la garganta y mucho más – Jujuy

Tilcara

Si viajas a la Quebrada, Tilcara es una parada casi obligada. En los últimos años se convirtió en uno de los principales centros turísticos de la zona, impulsado en parte por el Enero Tilcareño, el Carnaval y porque tiene paisajes hermosos. Es un pueblo dedicado casi exclusivamente al turismo y está muy bien equipado para recibirlo durante todo el año. La oferta hotelera es muy amplia: desde alojamientos familiares a hoteles de lujo. Lo mismo para la oferta gastronómica. Cuenta con agencias de turismo que ofrecen excursiones y cabalgatas, alquiler de bicicletas, hay museos de arte, ferias de artesanos, cine… en fin, hay con qué entretenerse.

Los precios en Tilcara suelen ser algo más elevados que los pueblos vecinos, así que si estas haciendo turismo gasolero, quizás no es el lugar más indicado para hospedarse. Tiene actividad turística durante todo el año. Los meses de plena temporada son: julio, por el receso escolar de invierno, con un turismo más bien familiar, y enero y febrero durante el verano, con un turismo más juvenil. Es muy común encontrar grupos de jóvenes mochiler@s que van recorriendo pueblo por pueblo. De hecho, casi todos los pueblos tienen lugar para acampar.

Tilcara

… un poco de historia

Toda la Quebrada de Humahuaca estuvo poblada desde la época pre-incaica. Los pueblos originarios recolectores y cazadores aprovechaban sus vegas y agua corriente. Hay muchos sitios arqueológicos en la zona que lo evidencian. En toda la quebrada encontraremos pucarás, pinturas rupestres, museos con vasijas y restos arquelógicos, momias, etc. Como lo sospechabas, los españoles no descubrieron América como nos hizo creer la historia hegemónica. América ya estaba poblada y los Españoles sometieron a sus habitantes y asesinaron masivamente a los pueblos orginarios en nombre de Dios y de la plata y el oro. Aún hay descendientes de los pueblos originarios y más del 50% de la población argentina tiene genes indígenas en su sangre.

Bueno, volviendo a Tilcara… Antes de la llegada de los Españoles los Incas dominaron la región y a los pueblos que allí vivían. La zona donde hoy crece y vive el pueblo de Tilcara, perteneció al Collasuyo, como se llamó a la provincia del sur del imperio incaico. A partir de 1530, los Españoles iniciaron la exploración de la zona y los nativos se opusieron tenazmente enfrentando a los españoles. Eran pueblos guerreros y no se dejarían dominar tan facilmente. Esto llevó a que la colonización fuese tardía, luego de la fundación de San Salvador de Jujuy, en 1593. La zona era estratégica para la ruta hacia Bolivia y Perú. Muchas batallas se desataron en este territorio que fue escenario también de batallas por la independencia entre 1811 y 1819.

Todo esto nos da pie para introducir a una de las atracciones turísticas de Tilcara: El pucará, en donde se encuentran las ruinas reconstruidas del poblado precolombino.

Pucará de Tilcara

La palabra Pukara es de origen aymara y qichwa. Significa fortaleza. El Pucará de los tilcaras tenía una ubicación estratégica, junto a la confluencia del Río Huasamayo y el Río Grande. Las ruinas fueron descubiertas por el etnógrafo Juan Bautista Ambrosetti quien comenzó con la obra de recuperación del lugar en el año 1908.

En la visita se tiene una aproximación de cómo se vivía en el pueblo antes de la llegada de los españoles. Es muy interesante y vale la pena hacerla, no solo por la historia, sino también por la belleza. Un dato curioso es que en los mismos carteles que van explicando a lo largo del recorrido admiten que se cometieron serios errores a la hora de hacer excavaciones, arruinando sectores del sitio arqueológico y modificando su forma original. Una pena.

Jardín Botánico de Altura

En el sitio arqueológico también hay un Jardín Botánico de Altura. Se encuentra ubicado en la entrada al sitio del Pucará de Tilcara, hacia el lado izquierdo. Se cultivan y estudian ejemplares de las especies típicas de la flora de la Quebrada de Humahuaca y de la Puna. Son todas plantas xerófilas (amantes de la sequedad) y principalmente cactáceas, o sea… ¡Muchos CACTUS!

DSC00143

Mirador Cerro de la Cruz

A pocos metros de la entrada del Pucará se encuentra el acceso al mirador de la Cruz. No vamos a mentir, la subida pude ser costosa, pero las vistas desde ahí arriba, hacen valer el esfuerzo.

View north from Tilcara Argentina Cerro de la Cruz

Gargata del diablo

Es una formación rocosa de gran altura que se en cuentra a aproximadamente 7 kilómetros del centro de Tilcara. El río Huasamayo es el responsable de las  formaciones que generó entre las rocas, para abrirse paso a su curso. Desde la garganta se puede disfrutar de una gran vista de la Quebrada de Humahuaca y del Nevado del Chañi. También se puede disfrutar de una cascada de alrededor de 15 metros de altura.

Hay varias formas de llegar a la garganta. En auto, por un camino de ripio muy sinuoso no apto para quienes sufren de vértigo. Y caminando. Puede ser por la ruta o por un sendero que va entre los cerros. Es muy recomendable ir por el sendero. Hay que subir mucho, y posiblemente tengas que parar a descansar varias veces para recuperar el aliento, pero nuevamente, las subidas tienen su recompensa: los paisajes son increíbles.

IMG_9428

Museos de Tilcara

Museo Arqueológico Dr. Eduardo Casanova

Creado en 1968 a iniciativa de la Universidad de Buenos Aires. Exhibe colecciones de las culturas precolombinas del Norte Argentino y del altiplano. Cuenta con más de 5.000 piezas en 7 salas convencionales y 3 temporarias.

Dirección: Belgrano 445

Museo Lavalle

El Museo Lavalle rinde homenaje al líder militar argentino Juan Lavalle. Allí se velaron sus restos en 1841.

Dirección: Lavalle 256

Celebraciones

Tilcara, y la quebrada en general, se caracterizan por tener festejos durante todo el año. Siempre hay alguna procesión de bandas de sikuris, concursos de baile, la famosa elección de la reina durante la primavera, etc. En los festejos se mezclan costumbres paganas y católicas. Te mostramos algunos de los festejos más importantes.

  • Enero Tilcareño. El pueblo de Tilcara ofrece durante todo el mes conciertos, bailes, comida regional, paseos, encuentros literarios, exposiciones, comparsas, clases de danza y muchas otras actividades.
  • Febrero/Marzo, el carnaval. Se inicia en cada comunidad con el desentierro del diablo. Dura ocho días las comparsas concurren a las invitaciones, bailando carnavalitos por las calles. Termina con el “entierro” del Diablo.
  • Marzo, Pregrinación a Punta Corral. Durante semana santa se realiza el ascenso y descenso de la Virgen de Copacabana, que reune miles de fieles cada año. Se asciende hasta el abra de Punta Corral a casi 5000 msnm para buscarla y de allí se desciende junto a la virgen el domingo de Ramos acompañada por cientos de bandas de sikuris que vienen de todas partes y rodeada de paisajes maravillosos.
  • Junio y Julio. Durante estos meses familias tilcareñas, devotas de distintos santos, celebran y organizan misachicos, en los que se peregrina con los santos por las calles de Tilcara.
  • Agosto, mes de la pachamama. Durante todo el mes de agosto las familias se reunen para darle de comer a la tierra. Un ritual en el que se ofrenda a la pacha comidas y bebidas en forma de agradecimiento por todo lo que nos provee y como pedido para buenas cosechas.
  • Septiembre, fiesta nacional de los estudiantes. Una celebración que mueve a todos los jóvenes de la provincia.
  • Diciembre, los pesebres. La tradicional festividad se caracteriza por una intensa actividad religiosa y cultural durante los días previos a la Navidad.

Ubicación



Booking.com